La gastronomía no sabe de confines, pero sí de culturas. Recetas tradicionales de un lugar pueden ser recuperadas, modificadas y adaptadas por otros, sin por ello modificar la esencia del plato.

El pasajero que llega con Grimaldi Lines y desembarca con su coche en Porto Torres tiene varias opciones para empezar a recorrer Cerdeña. Una de ellas es no alejarse mucho del puerto de llegada y conocer el Noroeste de la isla, un territorio que está lleno de gratas sorpresas.

A pocos kilómetros de Orosei y en el medio de un parque de matorrales mediterráneos encontramos cinco calas de arena blanca protegidas donde de mayo a octubre el acceso está limitado a coches y motos.