Situada en el extremo Noroeste de Cerdeña, la isla de Asinara no deja indiferente a nadie. Primero porque es un Parque Natural con rincones donde la naturaleza nos enseña su lado más salvaje.

A pocos kilómetros de Orosei y en el medio de un parque de matorrales mediterráneos encontramos cinco calas de arena blanca protegidas donde de mayo a octubre el acceso está limitado a coches y motos.