El pasajero que llega con Grimaldi Lines y desembarca con su coche en Porto Torres tiene varias opciones para empezar a recorrer Cerdeña. Una de ellas es no alejarse mucho del puerto de llegada y conocer el Noroeste de la isla, un territorio que está lleno de gratas sorpresas.

La costa occidental de Cerdeña, la más expuesta al viento, es sin duda la zona de la isla menos conocida para los turistas. Aquí encontramos la Costa Verde, playas con dunas altísimas, arrecifes impresionantes y vegetación mediterránea.

Situada en el extremo Noroeste de Cerdeña, la isla de Asinara no deja indiferente a nadie. Primero porque es un Parque Natural con rincones donde la naturaleza nos enseña su lado más salvaje.

A pocos kilómetros de Orosei y en el medio de un parque de matorrales mediterráneos encontramos cinco calas de arena blanca protegidas donde de mayo a octubre el acceso está limitado a coches y motos.