Embarque animales domésticos

Embarque animales domésticos
Se consideran animales domésticos todos aquellos que se pueden poseer regularmente y en base a la normativa vigente del país de pertenencia del pasajero. Para los gatos y los perros existen unas perreras para su acomodación. Los otros animales (conejos, pájaros, etc) deben viajar en sus trasportines o jaulas de propiedad del pasajero. No está permitido que los animales estén en los camarotes, sala de butacas ni espacios comunes internos; sí que se admiten en los puentes externos del barco donde podrán pasear tranquilamente junto a sus dueños. 
En fase de reserva deberás seleccionar: "Animales domésticos hasta 6kg" para los animales hasta 6 kg que viajen en sus propio transportin y no necesiten acomodarse en las perrreras; "Mascota de más de 6 kg" para los animales que superen los 6 kg de peso, que no viajan con el transportin  y que necesitan acomodarse en la perrera.
Además, el pasajero será el encargado de proporcionar alimentos al animal, el personal de bordo no está obligado a proporcionar alimentos, excepto agua.
El pasajero deberá cuidar personalmente de su perro y está obligado a retirar excrementos o cualquier otra cosa, como los productos. El pasajero es el responsable del animal. Los daños causados al barco, a personas o a la propiedad, han de ser compensados. El pasajero es responsable de las vacunas y otros procedimientos requeridos para viajar o desembarcar en el puerto de destino.
Los animales diferentes de los animales domésticos se descartan como “pasajeros” y han de ser tratados con acuerdos ad hoc. La tarifa se indica en el tarifario de precios.
El transporte de animales de compañía debe ser reservado. Las sucursales que dispongan de acceso directo al sistema informatizado de reservas deben asegurar la disponibilidad de la perrera. El animal se incluye en el billete.
Para los animales domésticos (perros) es obligatorio:
  • Para las rutas internacionales y extra- Schengen: el Pasaporte europeo (PET), la correa y un bozal.
  • Para las rutas nacionales: microchip registrado, el certificado de buena salud expedido por el veterinario, la correa y el bozal.
Si un pasajero se presenta en el control de entrada con un animal que no consta en el billete, el agente en el puerto puede realizar lo siguiente:
  • Comprobar la disponibilidad de la perrera con el personal de bordo
  • Considerar el precio en efectivo, mediante la emisión de un billete
El capitán debe hacer cumplir las normas para el transporte de animales. En ningún caso, sin excepción, se tolerará la presencia de animales de compañía en las zonas de camarotes o dentro de los vehículos de los pasajeros. Si se encuentra a un pasajero con un animal a bordo que no está incluido en el billete, es descartado como pasajero y ha de ser tratado ad hoc.
Los pasajeros con discapacidad visual pueden viajar acompañados con su perro-guía según se establece en la ley 376, de 25 de agosto de 1988, sin ningún coste adicional.
El perro-guía podrá viajar en el camarote con el pasajero. La presencia del perro-guía deberá ser indicada en el momento del embarque.
Las limitaciones y restricciones para el transporte de animales domésticos son necesarias por el bien del resto de pasajeros.